• ANEXO. Actualización de información – Sistema de Distribución del DMQ.

    «La distribución del agua potable obtenida en las Plantas de Tratamiento, se la realiza a través de más de 350 tanques ubicados en el Distrito Metropolitano, los cuales abastecen a las redes existentes «


    El abastecimiento de agua potable en el DMQ se realiza mediante algunos sistemas integrados a través de tres fuentes: plantas de tratamiento, pozos y vertientes que surten del servicio a la ciudad, a las parroquias suburbanas y rurales. El caudal seguro de agua disponible en las fuentes actualmente aprovechadas en el DMQ es de unos 8,60 m3/s, provenientes de cuencas con ciclos hidrológicos suplementarios; para su tratamiento existe una capacidad instalada de 8,50 m3/s (considerando pozos y vertientes), de los cuales en la actualidad producen 7,88 m3/s.

    Sistemas de distribución de agua potable en el Distrito Metropolitano de Quito DMQ.

    El sistema de distribución de agua potable para el Distrito Metropolitano de Quito está conformado por más de 7.600 km. de tuberías con diámetros que van desde 2” hasta 30”. Existen 173 tanques de distribución en ciudad y 192 tanques de distribución en parroquias rurales, dando un total de 365 en todo el DMQ, que en su conjunto abastecen a las diferentes zonas de presión. Adicionalmente, existen 58 sistemas de bombeo que abastecen a los tanques más altos del sistema, que son complementados por 49 pozos y 40 vertientes en el Distrito Metropolitano de Quito.

    En cuanto a la capacidad del sistema, los tanques aportan con un volumen de almacenamiento de más de 350.000 m3, lo cual representa aproximadamente el 60% del volumen diario producido para la ciudad de Quito. Este volumen es suficiente para las necesidades de la regulación diaria y también para los volúmenes de emergencia e incendios.

    El volumen de almacenamiento requerido para asegurar un nivel de suministro confiable en redes urbanas depende de:

    • Regulación diaria entre los caudales de las fuentes y la demanda.

    • Reserva para extinción de incendios.

    • Reserva para asegurar el suministro de agua en casos de fallas en el

      abastecimiento, las cuales se pueden reparar dentro un tiempo relativamente

      breve.

    • Los almacenamientos adicionales, ya sean estacionales, multianuales o para casos

      de emergencia de fallas graves en el sistema de abastecimiento que duran varios días no pueden hacerse por medio de tanques porque se necesitarían volúmenes muy grandes.

      Los principales Sistemas de distribución de agua potable en el Distrito Metropolitano de Quito DMQ son:

    Sector Urbano

    • Puengasí

    • El Placer

    • Bellavista

    • Noroccidente

    • El Troje

    • Toctiuco

    • Rumipamba

    • Chilibulo

    • San Ignacio

    • Vertientes Lloa

    • Reino de Quito

    • Pichincha Sur

    • Torohuco

      Sector Rural

    • Lloa

    • Paluguillo

    • Guayllabamba

    • El Inga

    • Conocoto

    • Tesalia

    • El Volcán

    • Pusuquí

    • Parroquias Nororientales

    • Parroquias Noroccidentales

    • Uyachul.

      Los tanques de almacenamiento, en su gran mayoría cuentan con dos celdas de forma rectangular y en menor cantidad son de forma circular. En algunas parroquias existen tanques pequeños que sirven como estructuras rompe presión, sin poder cumplir con los requerimientos de regulación de la demanda y almacenamiento para reserva. La capacidad a nivel general es aceptable.

      En su mayoría las tuberías de la red de distribución son de PVC y acero, de diámetrosque fluctúan entre 2”, 3”, 4”, 6” y 8”.

      Mantenimiento,

      El Departamento de Distribución cuenta con ocho Unidades Operativas, tres Unidades en ciudad y tres Unidades en parroquias, que son las encargadas de la operación, mantenimiento y reparación de más de 7,600 km de redes, mantenimiento y operación de 365 tanques de distribución, mantenimiento de cámaras de control del sistema de distribución de agua potable del Distrito Metropolitano de Quito y cuenta con diferentes grupos de trabajo para dar atención a la reparación de fugas en la red, tanto en tubería matriz como en conexiones domiciliarias los 365 días del año, las 24 horas al día, cuyo procedimientos de trabajo se encuentran auditados y aprobados en base a la ISO 9001 garantizando el correcto mantenimiento preventivo y correctivo del sistema de Distribución.

      Cuenta con la Unidad de Mantenimiento Electromecánico, que es la encargada del mantenimiento mecánico, eléctrico, electrónico y de comunicaciones de los sistemas de bombeo, pozos, calibración de válvulas de control y reductoras de presión.

      Además, cuenta con la Unidad de Pérdidas Físicas cuya función principal es de realizar el análisis de Balances Hidráulicos que permiten identificar las pérdidas en los sistemas y determinar el efecto de la reducción del Índice de Agua no Contabilizada (IANC) sobre los costos operacionales de una red de distribución permitiendo definir la toma de las acciones correctivas que permitan optimizar el funcionamiento de la Red de Distribución.

      Sectorización y evaluación hidráulica

      La EPMAPS a través del Programa de Reducción de Agua no Contabilizada prioriza la ejecución de la sectorización en los sistemas de Distribución de Agua Potable tanto en ciudad como en parroquias, permitiendo tener sectores controlados mediante la eliminación de interconexiones, instalando válvulas para control, de aislamiento y de aire, además de construcción de cámaras de control, instalación de tuberías para cierre de circuitos, instalación de hidrantes, etc.

      La sectorización hidráulica tiene varios objetivos principales:

    • Regular presiones

    • Optimizar la operación

    • Dar mantenimiento de la red

    • Facilitar la investigación y evaluación de las causas de las pérdidas físicas y comerciales que conforman el ANC

      La EPMAPS se encuentra ejecutando continuamente las obras para optimizar la sectorización hidráulica de las redes de distribución; para lo cual se encuentra actualizando los estudios de la optimización hidráulica de las redes de la ciudad de Quito realizadas por el Consorcio INCLAM-WASSER; el cual contempla obras para la macro sectorización de la ciudad de Quito, mediante la construcción de líneas exclusivas o dedicadas para la alimentación de los tanques de Distribución, la ampliación de varias plantas de tratamiento y la modificación de las zonas de abastecimiento de los principales sistemas, en función de los déficit o excesos de caudal que se irán produciendo debido al incremento de la población hasta el año 2042.

      Así mismo, viene ejecutando la Sectorización de las principales zonas hidráulicas de las Parroquias Conocoto, Alangasí y La Armenia, la cual consta de: recopilación de información de campo mediante el catastro técnico de redes, revisión de presiones en sectores, validación de planos de redes de distribución, validación del estado de válvulas, identificación de interconexiones y el estado de las mismas, verificación de operación de V.R.P, medición de caudales de entrada y salida en tanques de reserva, eliminación de interconexiones entre sectores e investigación de pérdidas en los sistemas que incluye campañas de detección de fugas.

      Monitoreo de Presión y Caudal

      Se realiza el monitoreo permanente del caudal distribuido para lo cual se cuenta con cerca de 350 macromedidores en las diferentes las tuberías de salida a distribución de los tanques, pozos, estaciones de bombeo, vertientes y en la red de distribución, de manera adicional se cuenta con más de 180 registradores de datos que permiten la adquisición remota de información de caudales y niveles de tanques, permitiendo de esta manera establecer los diferentes patrones de consumo y aportar información para la optimización de la distribución en los diferentes sectores.

      El Departamento de Distribución realiza el monitoreo de las variaciones de presiones en la red de distribución para lo cual se ha instalado registradores de control de presión en los ingresos de subsectores hidráulicos; con esta información se evalúa la continuidad del servicio y se determina variaciones de presión, ya sean superiores a 60 metros o inferiores a 10 metros, en cuyo caso se investiga las causas y se corrigen inmediatamente.

      Pérdidas en el Sistema de Distribución.

      En cuanto a las pérdidas reales (físicas) y aparentes (comerciales) se tiene que, el sistema de distribución en el año 2020 se obtuvo un valor promedio anual de 23.78% en ciudad y 35.67 % en parroquias; el índice en ciudad se encuentra en los valores óptimos internacionales, que se ha logrado debido a la ejecución permanente de acciones comerciales como es la instalación de micromedidores, detección de conexiones clandestinas, consumos ilícitos, reducción de desbordes en tanques y acciones operativas como la sectorización hidráulica, disminución de sobre presiones, y la detección y reparación oportuna de fugas.

error: Content is protected !!