Comprometida con la sociedad y el ambiente, y como parte de un proyecto innovador, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (EPMAPS-Agua de Quito) implementó el más moderno sistema de depurador de cloro gas en la Planta de Tratamiento El Troje, ubicada al extremo sur de la ciudad.

El sistema está operando desde septiembre del año pasado como el primer proyecto en el país utilizado en plantas de tratamiento de agua potable. Su función es eliminar partículas, fugas de cloro y reducir las emisiones tóxicas que representen peligro para la salud.

El cloro se utiliza para desinfectar el agua en la última fase del proceso de potabilización. “Al trabajar con cloro gas tenemos el riesgo de posibles fugas durante la reposición del producto y cambios de contenedores, es por ello que contar con depurador brinda total seguridad no solo a los trabajadores de la planta sino a la población aledaña”, indicó la jefe de la Planta, Ana María Rivadeneira Naranjo.

El proyecto contempla sensores que detectan la existencia de cloro sobre 3 ppm (partes por millón). De superar esta medida de tolerancia activa las alarmar y automáticamente el depurador trabaja generando un vacío dentro del área de dosificación de cloro, luego, el extractor saca todo el aire del ambiente y el cloro es retenido en el depurador el mismo que contiene medios sólidos reductores a base en óxido de aluminio y tiosulfato de sodio.

EPMAPS invirtió más de medio millón de dólares en este proyecto que, alineada con su visión social y ambientalmente responsable, controla potenciales fugas de cloro gas, reduce afectación a la salud, salvaguarda las instalaciones de la Planta de Tratamiento y protege el medio ambiente.

De esta manera se cumple con los requisitos de la Norma INEN 2266 y la Guía de Manejo de Emergencias de Productos Químicos; así como la ordenanza Metropolitana Nro. 0210.

A la par, EPMAPS capacita al personal operador de las plantas de tratamiento de agua potable en el manejo seguro del cloro gas dentro de las instalaciones de Agua de Quito para responder de manera adecuada ante una eventual contingencia generada por fugas del producto químico.

La Planta de Tratamiento El Troje entró a operar en el año 2000. Actualmente procesa 720 litros por segundo y sirve aproximadamente a 300 mil habitantes del sur de la ciudad, desde la Av. Morán Valverde hasta el límite cantonal.

Menú
error: Content is protected !!