Autoridades de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps – Agua de Quito) mantuvieron una reunión con  alcaldes de los cantones: Archidona, Quijos y el Chaco, pertenecientes a la provincia de Napo, para definir una hoja de ruta y de manera técnica analizar cuál será la compensación, por el aporte de agua de estos cantones  para el Distrito Metropolitano de Quito.
El gerente general de la Epmaps, ingeniero Luis Medina, dijo que la entidad colaborará para compensar a estos cantones.  “Hemos organizado mesas de trabajo para ir al sitio y verificar en qué puede aportar la empresa. Como Agua de Quito se ha fijado el inicio de las visitas técnicas a cada alcaldía para ver las necesidades y de acuerdo a las posibilidades institucionales trabajar con los cantones”, agregó.
Por su parte el alcalde de Quijos, Franklin Rosero, señaló que fue una reunión positiva ya que se están retomando las actividades para generar una compensación. “Ya existen acuerdos para de manera técnica iniciar una hoja de ruta para definir las actividades”, manifestó.
Asimismo, el alcalde de Archidona, Andrés Bonilla, adujo que se han concretado en las mesas de trabajo se estableció el cronograma que iniciará desde el próximo martes con visitas en la zona.
En este contexto Agua de Quito, suscribió un Convenio de Cooperación interinstitucional con el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Archidona que permitirá recuperar, mantener y proteger los páramos donde se originan los recursos hídricos que aportan a los sistemas que abastecen de agua potable al Distrito Metropolitano de Quito.
El proyecto consiste en la construcción de un sistema de alcantarillado sanitario y planta de tratamiento de aguas residuales, con tuberías PVC UE en una longitud de 4 880 metros, con diámetros de 160, 200, 250 milímetros, 41 pozos de revisión y 1 pozo de salto, una planta de tratamiento de aguas residuales para un caudal de diseño de 3,0 litros por segundo, que comprende de un sistema anaerobio, filtro biológico, humedal artificial y desinfección con cloro.
Además de proteger los paráramos, los trabajos beneficiarán a la población de Santa Rita en Archidona que dispone de un sistema de alcantarillado sanitario  sólo para la parte baja del sector y sus aguas son depuradas en un sistema de fosa séptica, para luego descargar en la quebrada aledaña, faltando construirse la parte alta y la planta de tratamiento de aguas residuales de esta zona.

Menú
error: Content is protected !!