MÁS AGUA, MÁS ENERGÍA, MÁS AHORRO: UN AÑO DE OPERACIÓN DE LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA CHALPI

El agua que se capta desde el Río Chalpi llega a los hogares de los quiteños, es tratada, potabilizada y distribuida a sus usuarios finales. En ese trayecto es capaz de generar electricidad.

La operación comercial de la Central Hidroeléctrica Chalpi se inició, en abril de 2021, lo que ha generado ingresos y un ahorro significativo que aportan al fortalecimiento continuo de los servicios de agua potable y saneamiento en beneficio de todo el Distrito Metropolitano de Quito.

A partir del 15 de abril de 2021, cuando la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables –Arcernnr- y el Operador Nacional de Electricidad –Cenace- otorgaron a la Epmaps la autorización para la comercialización de la Central Chalpi ha producido 42´869,700 kWh (kilovatios/hora), con corte a marzo 2022. Toda la energía generada por la operación ingresa al Sistema Nacional Interconectado. Este recurso se traduce en una rentabilidad económica favorable para la Empresa debido al precio preferente para la comercialización de esta energía en el Mercado Eléctrico Ecuatoriano –MEE-.

La Epmaps aprovecha la fuerza del agua e infraestructura disponible en todas sus etapas productivas para generar energía limpia, disminuyendo, en consecuencia, el costo por el servicio agua potable que cada persona cancela mensualmente en la planilla. El 100% de la energía que utiliza Agua de Quito para los procesos es autoabastecido por las cinco Centrales Hidroeléctricas: Recuperadora, El Carmen, Noroccidente, Carcelén y Chalpi Grande. Los excedentes se comercializan en el mercado eléctrico que, a su vez, permitirá al Metro de Quito ser el primer proyecto de transporte que funciona con energía producida por una empresa pública metropolitana.

Además, los recursos económicos que se generen por la comercialización de la energía contribuirán al pago del crédito otorgado por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), para la construcción del proyecto Chalpi-Grande Papallacta, el más importante en materia hídrica de los últimos 25 años, que garantiza la provisión de agua para todos los habitantes del Distrito Metropolitano de Quito hasta el año 2040.

Asegurar el bienestar y mejorar la calidad de vida de las actuales y futuras generaciones es una misión diaria para esta administración Municipal.

Dato importante:
La experiencia de generar electricidad con agua en la capital tiene historia: empezó en 1958, cuando se puso en operación la planta de El Placer que, en ese momento, servía a toda la ciudad. Allí se colocó una microcentral que generaba 100 kilovatios (kW) de potencia.

error: Content is protected !!