Agua de Quito construirá un túnel de 6 kilómetros de longitud para transportar las aguas servidas

Quito dejará de ser la única capital de Latinoamérica que no trata sus aguas servidas. Hoy, con decisión política, estamos dando este paso importante (…) iniciamos la primera etapa de la mega obra para la descontaminación del Río Machángara”, enfatizó el alcalde Jorge Yunda Machado, este lunes, durante la presentación del proyecto Emisarios La Tola- El Batán que constituye la Primera Fase del Proyecto Vindobona.

La actual administración municipal, a través de EPMAPS y su gerente general, Carlos Uriarte, tomó la firme decisión de destinar 63 millones de dólares para la construcción prioritaria del emisario La Tola- El Batán, un túnel que recogerá las aguas servidas a lo largo de 6 kilómetros y evitará que desemboquen en el río Machángara.

Carlos Uriarte anunció el inicio de esta emblemática obra como uno de los hitos de los primeros 100 días de gestión de la actual administración municipal. “La purificación del Río Machángara ha sido una preocupación constante de la ciudadanía, ahora es una realidad con la aprobación del inicio de esta obra social y ambientalmente responsable”, manifestó la autoridad de Agua de Quito, quien junto con el Alcalde también realizó la siembra de árboles como un símbolo de la recuperación de la flora del sector.  

El túnel, que conducirá las aguas residuales, se construirá en un plazo de 30 meses desde la fecha de adjudicación y beneficiará a 1 millón de habitantes. También contempla la construcción de dos centrales hidroeléctricas recuperadoras de generación combinada de 6MW (Batán 1 y Batán 2).

Enrique Toaquiza, morador de Barrio Monjas Las Orquídeas, agradeció al alcalde y a la EPMAPS por el inicio de las obras de descontaminación. “Ya se está cumpliendo lo que se ofreció en campaña y tenemos toda la confianza de que este proyecto se cumpla”, manifestó.

El alcalde indicó que, si bien estas son obras que no se ven, constituyen la más importantes por su aporte al medioambiente y al mejoramiento de la calidad de vida no solo de los habitantes de Quito, sino del país y el mundo. “Hemos querido tomar la decisión de recuperar este río emblemático, luego vamos a trabajar en los corredores ecológicos”, dijo al recordar que en el pasado se invirtió en adornar el paisaje, pero no se hizo nada para descontaminar el río.

Posteriormente el emisario La Tola- El Batán deberá conectarse con otro que llegará hasta San Antonio de Pichincha donde se prevé la construcción de la gran Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Vindobona. En este trayecto se construirá cuatro centrales hidroeléctricas que generarán un total de 43 MW y aportará a la operación del Metro de Quito.

El componente más importante dentro del proyecto es la construcción de la PTAR Vindobona, que ocupará un total de 62 hectáreas y descontaminará el 99% de los ríos de la ciudad. El monto total del proyecto es de 1.000 millones de dólares y proyecta beneficiar a más de 3 millones de personas.

Una ciudad con ríos limpios es posible.

Menú
error: Content is protected !!