Inicio >> Plan de manejo y control de inundaciones y optimiz >> Plan de manejo y control de inundaciones y optimización del drenaje urbano

Plan de manejo y control de inundaciones y optimización del drenaje urbano

Los efectos de urbanización incrementan la proporción de suelos impermeables y acelera el tiempo de respuesta de la escorrentía a las precipitaciones, provocando el aumento de los volúmenes escurridos y de los caudales máximos hacia aguas abajo. Como resultado de esta situación el incremento de la escorrentía en una red diseñada para caudales menores, hace que la estructura no pueda evacuar la escorrentía pluvial en forma oportuna y adecuada.

Adicionalmente, el número inadecuado de sumideros genera conflictos en la evacuación de la escorrentía superficial; la capacidad de algunas captaciones y problemas de obstrucción por acumulación de escombros y basura, generan taponamientos en quebradas, incrementando el riesgo de aluviones o flujos de lodos provenientes de las laderas, condición que aumenta la posibilidad de inundación de las partes bajas.

La Empresa, ante la situación indicada, ha construido y opera un sistema de alcantarillado que alcanza los 596 Km en colectores principales y 4.767 Km en redes secundarias. Por otro lado, la Empresa atiende a 63 quebradas en las cuales se han emplazado 72 estructuras de control; en descargas se estima que la red tiene 350 unidades; 74.250 estructuras de pozos; 90.480 sumideros y 164.728 accesorios. Infraestructura con la que se alcanza actualmente una cobertura del sistema del 91.81% en el DMQ.

No obstante de la cobertura alcanzada, a más de intervenir en la red existente o promover la construcción de nuevos colectores, se requiere cambiar el enfoque en la gestión de la escorrentía pluvial urbana, modificando la filosofía de su diseño, automatizando su manejo en términos de cantidad y calidad, proponiendo estructuras que retengan la escorrentía y que retarden su llegada al drenaje, que aumenten el recorrido de las aguas lluvias sobre zonas de infiltración y que incrementen la retención temporal del volumen escurrido; criterios que han sido considerados en el presente Plan.

OBJETIVO GENERAL

Disponer de un sistema de alcantarillado que opere en condiciones estructurales e hidráulicas adecuadas, respetando las leyes y normas ambientales de tal forma que brinde un servicio eficiente a la población, utilizando procedimientos modernos de operación y mantenimiento y adoptando medidas innovadoras para la gestión de la escorrentía.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Optimizar las condiciones hidráulicas  y estructurales del sistema de drenaje.
  • Rehabilitar y mantener la infraestructura existente, mediante la utilización de tecnología sin zanja con la finalidad de prolongar su vida útil, de tal forma que se reduzcan los costos asociados a la sustitución de colectores, así como también minimizar los impactos negativos a la población, como: molestias en el tráfico, afectación a negocios e infraestructura aledaña.
  • Implementar un Plan de Mantenimiento Preventivo y Correctivo.
  • Disminuir la generación de escorrentía pluvial, mediante la adopción de áreas   verdes en: cubiertas, pavimentos permeables; franjas filtrantes, estanques y depósitos  de retención, entre otros. (Ver gráfica en la siguiente página).
  • Mejorar la capacidad de captación y conducción de escorrentía superficial en  sitios críticos en los cuales se producen inundaciones.
  • Implementar y desarrollar procedimientos, equipos y herramientas tecnológicas actuales con el fin de monitorear adecuadamente la condición estructural e hidráulica de las redes y colectores, tales como: sistemas de información geográfica, inspección televisiva, modelación hidráulica, entre otros.
  • Promover una propuesta de gestión que regule las descargas de escorrentía pluvial.